preguntas frecuentes

Algunas de las dudas más comunes sobre las traducciones juradas

¿Qué es una traducción jurada?

Es aquella traducción que se realiza con el objetivo de darle al documento traducido carácter oficial ante un determinado organismo. Dicho con otras palabras, con la traducción jurada se traslada al documento final (el traducido) la misma legalidad que tiene el documento origen. Todas las traducciones juradas deben llevar el sello y la firma del traductor jurado en todas las páginas, y la certificación del traductor jurado en la última página del documento.


¿Quién puede hacer traducciones juradas?

Las traducciones juradas solo pueden ser realizadas por traductores jurados, que son traductores acreditados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Si quieres confirmar que un traductor jurado está avalado por el Ministerio puedes hacerlo verificando que su nombre aparezca en la lista de traductores jurados publicada en su web.


¿Qué necesito para poder hacer tu traducción jurada?

Muy fácil. Tan solo me tienes que enviar por email una copia del documento que quieres traducir. No es necesario que el traductor jurado disponga del documento original, con una copia escaneada es suficiente. Yo imprimiré esa copia y la sellaré junto con el documento traducido.


¿Cómo puedo enviar el documento que quiero traducir si no tengo escáner?

Haciendo una foto con tu móvil o tablet y mandándola por correo electrónico a info@traductoraoficial.es. Los traductores jurados no necesitamos tener físicamente el documento que hay que traducir, así que con una fotografía bien encuadrada y con buena visibilidad será suficiente.


¿Cómo se envían las traducciones juradas una vez que son terminadas?

Puesto que la traducción jurada se entrega en papel en el organismo oficial solicitante, te la enviaré por correo ordinario o mensajería junto con el documento original que me enviaste por email, ambos convenientemente sellados de conformidad con la nueva normativa para traductores jurados.

¿Qué diferencia hay entre una traducción jurada y una traducción jurídica?

Una traducción jurídica es aquella cuyo contenido es de carácter jurídico o legal, y por tanto abundan los términos jurídicos. Pero no tiene el carácter oficial que sí tienen las traducciones juradas. Es decir, la traducción jurídica no está sellada y firmada por un traductor jurado, y por tanto no tiene la legalidad necesaria para ser presentada en un organismo público. No obstante, aunque no significan lo mismo, una traducción puede ser jurídica y también jurada. Eso quiere decir que la temática del documento es de carácter legal, y además va sellada y firmada por un traductor jurado, lo que lo convierte en un documento oficial.